“Whisky a lo Pérez Jiménez”

Recién regresado de Caracas, recuerdo la tenida de tarde que tuve con Silda Cordoliani (autora de “En lugar del corazón” y “La mujer por la ventana”) y José Balza (gran escritor, autor de “Percusión”, que publicó Carlos Barral hace ya tanto tiempo, y “Un hombre de aceite”, entre otros libros). Hablamos de todo sentados con toda comodidad en el lobby del Gran Meliá de Caracas. De la situación de Venezuela, de América Latina, del estado político y económico de España, de los viejos amigos muertos, de libros, literatura y otros entretenimientos que mantienen muy viva nuestra curiosidad intelectual.
La gran sorpresa para mí de ese día fue que José Balza le pidió a una de las guapas camareras que nos atendió “whisky a lo Pérez Jiménez”. La muchacha también se sorprendió. Con toda razón, ni sabía lo que Balza le pedía ni sabía, tal vez, quién había sido Pérez Jiménez, dictador venezolano de los años 50. Con certeza, yo sabía quien había sido el dictador, pero no lo que era el “whisky a lo Pérez Giménez”. Balza, divertido, miró de nuevo a la camarera y le dijo algo así: “Un vaso alto con hielo y whisky (le pidió una marca de alta gama), una soda aparte y una Coca-cola bien fría. La cola y la soda se la pongo yo, a mi propi gusto”.
Fue, sin duda una petición sorprendente y sofisticada, en medio del barullo bullicioso de esa hora en el lobby del Gran Meliá, viernes tarde: entrada y salida de viajeros, gente mirando a un lado y a otro, turistas, tripulaciones de líneas aéreas y mucha juventud. Me dicen los meseros del hotel que son invitados del gobierno de Chávez: juventudes bolivarianas a las que se invita un fin de semana a un hotel de Caracas “por un logro” personal en el trabajo. Balza sonríe con delicadeza irónica. Venezuela. ¡Ah, Venezuela!
Llevaba sin venir a Caracas más o menos el tiempo en que lleva en el poder Hugo Chávez. Es mera coincidencia, porque aunque yo no esté de acuerdo con los gobiernos visito las ciudades de mis amores vitales cuando puedo y quiero, si me dejan entrar y salir con libertad (lo que no siempre es así).
Balza vendrá la semana que viene a Madrid, y a la Universidad de Valladolid, al congreso de la Cátedra Vargas Llosa titulado “El Canon del Boom”, que tendrá lugar en España del 5 al 10 de noviembre próximo. Será, encintes como siempre, una buena ocasión para tomarnos juntos un “whisky a lo Pérez Jiménez”, para hablar de literatura y de la leal amistad que me une a tantos escritores españoles e hispanoamericanos.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “Whisky a lo Pérez Jiménez”

  1. ¡Yo quiero tres whiskies de esos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *