Pedro Novoa y el combate del escritor por la vida

Ayer, en la tarde de la Feria del Libro de Arequipa, presenté la novela “Seis metros de soga”, de mi amigo el escritor peruano Pedro Novoa. La novela resulta un juego de espejos, entrecortado y aparentemente fraccionario, aunque con una estructura muy equilibrada, donde se cruzan historias de las calles de Lima, utilizando un lenguaje verbal magistralmente trasladado por Novoa la escritura literaria de su Novoa. Llena de huellas importantísimas, Hemingway el primero (sobre todo en el personaje del Pólvora, extraído de la realidad del campeón de boxeo Mario mina, la novela tiene un estilo completo que hace pensar en las mejores novelas de Vargas Llosa. Los personajes son dibujados con una nitidez muy madura, hablan cada uno su lengua, su hecho de habla, y las descripciones, en frases breves, están mezcladas con los diálogos que el lector ha de seguir con atención, para no perderse en la trama.
Hay un elemento fundamental en la novela de Novoa: el lenguaje de barrio de Lima. Otro está en la elección de los personajes y sus historias, todas enlazadas por un estilo que ganando la complicidad del lector que llega a saber, desde la primera página, que no esta leyendo una novela de entretenimiento, sino una escritura que se traduce en una carga de profundidad, una bomba que describe la vida callejera de Lima con todos sus inconvenientes. Las escenas del hospital psiquiátrico son un perfecto retrato del su mundo que respira sin libertad y donde cada dos días hay por lo menos un suicidio.
En definitiva, una muy buena novela de Novoa. Está también presente la influencia de Joyce, Cabrera Infante y la del puertorriqueño Luis Rafael Sánchez y su novela “La guaracha del Macho Camacho”. Y es, sobre todo, la metáfora del escritor de novelas como boxeador, un peleón insaciable que lucha en la vida por escribir entre dificultades a las que no les queda otro remedio que vencer por KO. Eso es lo que nos enseña la novela de Novoa: que el combate de la vida no se gana por puntos, sino por KO.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *