Del nacionalismo literario

Me tropecé en los últimos días del año con un escritor que milita en el nacionalismo (además de periférico) literario. Me leyó la cartilla, repitió mil veces que el nacionalismo, y naturalmente el literario, «era lo moderno», y que yo debía integrarme cuanto antes en «el mío». Le repetí un par de veces esa verdad tan nefasta para ellos y que Jorge Semprún nos enseñó hasta el final de su vida: el nacionalismo se quita viajando. Y, añadí, el nacionalismo literario se quita viajando, leyendo y aprendiendo otras lenguas distintas a la que tú crees que es la tuya y, por tanto, la mejor… Sigue leyendo →

http://Fine-wood-working.com/
jfdghjhthit45
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.